MIS COSAS DE JACA

Estas páginas van destinadas a todas aquellas personas que quieren a su ciudad, como me sucede a mí con la mía, Jaca. Hablaré, pues, de “mis cosas” esperando que alguna de ellas pueda ser también la tuya o, sencillamente, compartas mi afición por “colarme” entre el pequeño hueco que separa la memoria de la historia, lo general de lo particular o lo material de lo inmaterial. Estas “cosas de Jaca” están construidas a base de anécdotas , fotos de ayer y hoy, recuerdos y vivencias mías y de mis paisanos y de alguna que otra curiosidad, que me atrevo a reflexionar en voz alta. No es mi propósito, pues, ocuparme de los grandes temas de los que ya han tratado ilustres autores, es más bien lo contrario: quiero hacer referencia a rincones ocultos, héroes anónimos, huellas olvidadas, sendas por las que ya no se pasa, lugares que fueron un día centro de atención y hoy han sido relegados a la indiferencia, al olvido o al abandono; a unos escenarios donde se sigue representando la misma obra pero con otros actores.

martes, 25 de agosto de 2015

AYER Y HOY II





                                                                        

Escena en la calle del Arco de Jaca de la película "Fermín Galán". Realizada por Fernando  Roldán y estrenada el 12 de diciembre de 1931. Esta película se rodó en escenarios exactos de las calles de Jaca y en ella aparecen algunos personajes reales que habían participado en la sublevación,  junto a los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández, en la madrugada del 12 de diciembre de 1930, que condujo a la proclamación de la República. 







************************************************************************************************************************************







              
1928                                     2014



Este es el primer puente y acueducto, visto desde las proximidades de la estación de ferrocarril de Jaca , en dirección a Canfranc. El silencio, la soledad y el abandono ceden el paso a la alegría y glamour de esta versión cinematográfica de la "Escuela de Atenas" de Miguel Angel.







*************************************************************************************************************************************
                                   


 
                                   

HOY. Eras de Jaca, próximas al Cuartel de la Victoria, lugar desde donde, aproximadamente, se tomó la fotografía de "La Trilla en Jaca"
                                                                    

La Trilla en Jaca (Foto de E. Cativiela, de 1903)

Portada de la revista "Aragón", editada en Zargoza por el Sindicato de Iniciativa y Propaganda de Aragón, en junio de 1935. Este Número, el 117, está dedicado en su totalidad a la ciudad de Jaca. Sus artículos, redactados por las plumas más ilustres de la ciudad, muestran los aspectos más relevantes de la misma.




Sumario de la revista "Aragón", 1935







 
********************************************************************************************************************************************************************






              




En esta foto todavía se puede apreciar la decoración con la que se publicitaba la Imprenta y el Semanario de Carlos y Francisco Quintilla, situada en la calle de Echegaray. En el interior del círculo rojo, detalle de basa gótica del que fuera palacio de los Condes de La Rosa. 


A la izda., estado actual. Fachada y puerta donde se ubicó las sede de " El Pirineo Aragonés" 


Esta es una imagen que, por desgracia , los jacetanos nos conformaremos con ver en una fotografía. Se  trata de la puerta que fuera sede del periódico más antiguo de Aragón, "El Pirineo Aragonés". 
Es uno de esos rincones que hemos visto siempre, pero que nos llama más la atención cuando lo quitan. No sé de quién sería la idea de pegarle esos brochazos a esta  decoración con sabor decimonónica en la que se anunciaba el periódico. Fundado por Carlos Quintilla Bandrés el 23 de abril de 1882, en la que fuera calle de Clavería y luego Bellido, para pasar posteriormente a la calle del Obispo número 6, y en marzo de 1908 a la calle Echegaray número 7, donde estuvo hasta 1963. 
Allí se editó este periódico que, de forma ininterrumpida, nos ha relatado los aconteceres por los que ha ido pasando el discurrir de generaciones de jacetanos a lo largo  de sus 132 años de existencia.




Publicidad del semanario, aparecida en el nº 906 de 
"El Pirineo "Aragonés", en el año 1900







*************************************************************************************************************************************

                      
Preparando el viaje. Bajo el hotel Mur, en la Puerta de Santa Orosia con la Ciudadela al fondo. ( Foto de autor desconocido de 1905, AFCEC.



Diligencia. "Empresa de Diligencias" LA ESTRELLA Y LOCOMOTORA. "Coche-correo Jaca a Huesca y viceversa. Desde el 16 del pasado mes hace su servicio de Jaca a Huesca, saliendo todos los días  á las siete de la mañana. Los precios sumamente económicos. Dirigirse al administrador de la misma D. Ángel López". (Noticia que aparecía en 2El Pirineo Aragonés" el 22 de octubre de 1882). 

El  costo del asiento era de 12.50 pesetas y "El Pirineo Aragonés" del 8 de agosto de 1886, resaltaba que  "la diligencia había recorrido el trayecto de Huesca a Jaca en solo seis horas, verdadera marca de rapidez solo superada  tres años más tarde por un alocado ciclista, quien únicamente empleó cuatro horas" . (Mis memorias jacetanas, de Tomás Buesa Oliver)
 
  
Vista actual del Hotel Mur

El Hotel Mur, fundado en 1875 por Mariano Mur, sobre el asiento de la antigua muralla jacetana y haciendo esquina con la puerta de Santa Orosia, continúa ubicado en la calle del mismo nombre. Hotel familiar, seguido en la dirección y propiedad por Constancia y Laura Mur, fue duante el último tercio del siglo XIX y gran parte del XX el lugar preferido por los señores viajantes y veraneantes. También sirvió de  inprovisado consultorio  médico. Pues hacia 1890 el doctor Arnal, oculista, pasaba  aquí consulta y operaba, y  los hermanos Moreno  acudían periodicamente desplazandose desde Zaragoza para ejercer de dentistas.

Algunos de los personajes ilustres que pernocteron en el Hotel Mur:
Ramón y Cajal, Ortega y Gasset, J.Costa, P.Baroja, A.Machado,
J.Sorolla, V.Inclan y J.Unamuno
 

"El Anunciador". D. Santiago Ramón y Cajal en Jaca. Periódico local 1906.

Entre los que huéspedes ilustres que allí pernoctaron se encuentran: el rey Alfonso XIII, Niceto Alacalá Zamora, Ramón y Cajal, Ortega y Gasset, Joaquín Costa, Pío Baroja, Antonio Machado, Joaquín Sorolla, Valle-Inclán, Unamuno, Cayetano Luca de Tena, Hilaire Belloc, el rey D.Juan Carlos I y el actual rey Felipe VI cuando era príncipe.


Publicado en la revista Aragón septiembre 1930
   
Aparte de excelentes vistas y de estar próximo a los paseos, al teatro, a la Ciudadela, a la Catedral y al comercio, contaba con un servicio diario de carruajes de la casa a la estación del ferrocarril, a Francia y a Pamplona. 
Tenía, en 1910, un gran garaje con automóviles de alquiler, grasas, gasolinas y reparaciones. Ofrecía excursiones a Panticosa, al Túnel de Somport y a Francia. También, servicio de coches a Canfranc y de automóviles de Jaca a Canfranc, a Arañones y a Olorón.


Antigua carretera de Francia; Hotel Mur a la izda, 
(sobre 1900)

************************************************************************************************************************
                                     
                                               
Actual Avda. de la Jacetania
(foto cedida por Pedro Juanín)
Este "parkin", destinado a los carruajes que todavía andaban por las calles de Jaca, allá por el 1958, estaba situado entre la calle de San Nicolás y la plaza del Campo del Toro. La tapia que se ve, delante de las casitas del barrio San Juan, cerraba, por la parte de arriba, parte del flamante ferial que el consistorio republicano Jaqués inauguró el 18 de octubre de 1934, coincidiendo con el inicio de la feria de san Lucas, haciendo así realidad la tan deseada aspiración de los jacetanos de principios de siglo XX. 
Al ver a ese niño que, bien podría ser yo mismo, me veo jugando a un juego que,visto hoy, parece insulso, pero que nosotros encontrábamos  de lo más divertido, aunque no exento de peligro; se trataba de subir encima y ponernos en una esquina para que nuestro peso hiciera volcar el carro hacia un lado y, luego, volver al otro extremo para hacer lo mismo, así una y otra vez hasta llegar a cansarnos. Era un improvisado columpio que más de una vez terminó con alguno de los brazos del carro quebrado.
Al lado de estos, solía haber otros carros que llevaban unas gruesas cadenas, que, a modo de guirnaldas, servían para transportar encima de ellas grandes cubas de vino. Las fabricaba artesanalmente el "Cubero" que había en la misma calle, un poco más abajo, justo en frente de casa "Mereces", casi en frente de Casa Paco y que, de una forma menos arriesgada, también nos servían para la misma finalidad.
Tartana estacionada en la calle del Carmen de Jaca

Con estos "vehículos", los "farderos" recorrían las calles de la ciudad repartiendo las mercancías que habían llegado por el ferrocarril hasta la estación de tren. En este sentido, recuerdo con cariño al último "trajinero" jacetano que se dedicó a este oficio: al señor "Gregorié" ( con su boina y sus gafas redondas "de culo de vaso" ) junto a su esposa, la "Gregorieta", que se dejaban ver todas las tardes con su carro repartiendo fardos.



*************************************************************************************************************************

sábado, 13 de junio de 2015

JACA, AYER Y HOY

Puente de Zaragoza, también llamado de los Baños en 1917.

Ubicado en el antiguo camino que iba desde Zaragoza hasta Jaca se encuentra este puente medieval.  El caminante, tras pasar por las ventas de Betrán y Fontazones, llegaba al  río Gas. Una vez  pasado el puente, se encontraba con los  antiguos Baños Reales y podía  entrar a la ciudad por el Portal de los Baños. La primera foto fue hecha  por Julio Requejo  en 1917 y la segunda es de  2013; en esta queda al descubierto lo poco que se cuida nuestro patrimonio.

Foto tomada en otoño de 2013

AQUÍ PRIMERO SE DISPARA Y LUEGO SE PREGUNTA:

Nadie dice nada, nadie protesta, el viejo puente va siendo enterrado por el "progreso". Es algo a lo que nos tienen acostumbrados en Jaca. Nadie pregunta por la historia de ese puente, a pocos les interesa conservar lo que con tanto esmero hicieron y restauraron nuestros antepasados. Da la sensación que aquí primero se dispara y luego se pregunta. Por este puente pasaron andando, pasaron a caballo, pasaron con tartanas, con carrozas y con coches de caballos y, en 1860, pasó la primera diligencia que los jacetanos vieron llegar procedente de Zaragoza, tirada por ocho o más caballerias guiadas por un mayoral, un zagal y un delantero, ante la admiración de todo el vecindario; pues cuentan que, excepto los enfermos, todo el vecindario salió a recibirla a la puerta de los Baños y a la de San Francisco. Aunque, todo hay que decirlo, en uno de aquellos primeros viajes, una de las diligencias volcara al coger la curva del puente sobre el río Gas. Hasta entonces el viejo puente se sentía útil y no necesitó ensanchar su tablero.

Acceso a Jaca por el antiguo Camino Real que llegaba a Jaca desde Zargoza.
Poco despues, al terminar la nueva carretera por "Matafambres", la que que hoy va por Oroel a Zaragoza, obligó a realizar aguas abajo un nuevo puente sobre el río Gas. Así, este nuevo puente, también llamado de  "Zaragoza", sustituyó al de la imagen. Desde entonces, aunque abandonado y herido, el viejo puente, más mal que bien, resistió el paso de los años hasta la entrada del siglo XXI. 
Pero hoy lo han herido de muerte.
    Aparentemente el tráfico parece no justificar el brutal despropósito de la obra que ha concluido el 14 de marzo de 2017 y que  lo ha dejado tan solo para ser estudiado por los arqueólogos. 
Puede ser que los intereses económicos ahora justifiquen tan desdichada obra, pero creo que en pleno siglo XXI existen soluciones más imaginativas y respetuosas con el patrimonio que la que se ha llevado a cabo.

Foto tomada en marzo del 2017


*********************************************************************************

Al observar esta fotografía de estos jacetanos trabajando “a lomo caliente” bajo un sol de justicia, en agosto,  y sin la “sombra” de Oroel,  me he acordado de los personajes de los cuadros de Millet. Trabajadores pintados con ese realismo social que, como nadie, supo representar Millet, y que, al igual que los jacetanos,  parecen resignados a seguir con su cotidiano trabajo.


 

 “Aventando trigo”. Hombre y mujer  en una era a las afueras de Jaca con la silueta de la peña Oroel al fondo (1908). 



Pintura de Millet  “Las espigadoras”. el  mismo tema en la campiña de Barbizón (cerca de París) en 1857.  



*********************************************************************************


  No sé qué chaval de Jaca no le ha dado patadas al balón en los glacis de la Ciudadela: desde el "Campo del Chopo" (1960) al "Campo del Abeto" (2015)  
                             







*********************************************************************************


Este resto de un viejo y rústico acueducto sobre el río Gas se encuentra en la carretera que sube a  Oroel, muy próximo al camino que sale hacia la depuradora, antes de llegar al puente de San Salvador. Este acueducto aprovechando las aguas del barranco de Ballatas que bajan de Oroel, tras atravesar un canal de cinc, regaba  las huertas  de la orilla derecha  del río Gas. Quedó  fuera de servicio  cuando se hizo el canal (1891)  para el riego de muchos campos de Jaca, entre los que se encontraban los del llano de la Victoria y los que vemos en la imagen.                          

                     




******************************************************            



En esta peluquería además de, afeitar, cortar, y rizar el pelo y  confeccionar postizos, su dueño, Francisco Clemente, profesor en cirugia menor, extraía muelas y raigones, extirpaba callos, ojos de gallo, y durezas de los pies.
 De esta impresionante foto, lo del cartel en francés me ha intrigado siempre. ¿Sería más barato cortarse el pelo  aquí que en Francia? ¿Dábamos mejor servicio? ¿Qué hacían los franceses por aquí? ¿Bajaban a las ferias de ganado? ¿ Venían a sanarse bajo la protección de Santa Orosia? (anuncio del año 1900)                          






*********************************************************************************

                                                                                                            
El otro día observé con espanto cómo comenzaban a pintar de un rojo butanero la parte baja  de esta casa situada en la avenida Primer Viernes de Mayo. Y, pensando que no  iba a volver a ver esa botella gigante de Calisay, que me acompañó en mis años mozos en el cotidiano ir y venir hacia  el Instituto Domingo Miral, hice esta  foto de la mitad de la botella que  aún no se han "bebido". No sé cuándo la pintarían, yo la he visto toda la vida.  Siempre le he tenido  mucho cariño a ese cartel y más desde que me enteré de que  la fórmula de ese licor estomacal de hierbas aromáticas, al igual que nuestra patrona Santa Orosia,  parece provenir de Bohemia ( la litografía original es de 1940)